¿Por qué se inflaman las glándulas salivales?

Inflamación glándulas salivales

Muchas veces no prestamos la atención debida una parte importante de nuestra boca como son las glándulas salivales. Estas pueden inflamarse y causar dolor y molestias, ¿por qué?

La saliva es muy importante para mantener sana nuestra boca, puesto que, entre otras tareas, se encarga de mantener los niveles de acidez adecuados para impedir la formación de placa bacteriana, que ya sabemos que puede desembocar en afecciones como caries o enfermedad periodontal, entre otros efectos negativos para nuestra salud. Pero eso no es todo, también ayuda a la ingestión y a la digestión de los alimentos.

Algunas personas, en algún momento de sus vidas, han experimentado una inflamación de las glándulas responsables de la fabricación y secreción de saliva, con sus correspondientes molestias. Sobre las causas de esta inflamación y cómo actuar sobre ella trata nuestro artículo.

¿Cómo son las glándulas salivales?

Las glándulas salivales presentes en nuestra boca se clasifican en dos grandes grupos en función de su tamaño y cantidad de saliva generada: mayores y menores.

Dentro de las glándulas salivales mayores, encontramos:

Por la parte de las glándulas salivales menores, estas fabrican menos volumen de saliva, pero son las responsables de mantener la boca húmeda constantemente.

Causas de la inflamación de las glándulas salivales

Esta molesta inflamación puede tener diversas causas, siendo las más habituales:

  • Formación de un cálculo salival, también conocido como sialolito. Este cálculo dificulta o impide por completo el flujo de saliva por el conducto de la glándula. La formación de cálculos se favorece con la poca producción de saliva.
  • Infección vírica o bacteriana: una obstrucción del conducto y su consecuente acumulación de saliva puede provocar una infección, al favorecerse las condiciones de crecimiento de virus y bacterias. También puede ocurrir que sea la propia infección la que obstruya la glándula.
  • Tumores: la aparición de masas cancerosas o no cancerosas tiene la característica particular de que no suele ir asociada a dolores ni molestias.
  • Otros trastornos, como las paperas, el VIH, enfermedades autoinmunes, como el síndrome de Sjögren o la artritis reumatoide, o el alcoholismo.
  • Reacciones alérgicas.
  • Golpes.
  • Exposición a radiación.

Síntomas

Cuando sufrimos la inflamación de las glándulas salivales, suelen aparecer los siguientes síntomas:

  • Tamaño anormal de las glándulas.
  • Dolor y molestias, sobre todo a la hora de comer, puesto que es entonces cuando se segrega más saliva.
  • Mal sabor de boca y mal aliento.
  • Sequedad en la boca.
  • Problemas de movilidad en la zona de la boca y cara.
  • Enrojecimiento de la zona.
  • Puede provocar fiebre.
Tratamiento para la inflamación de las glándulas salivales

Tratamiento

La manera de actuar para hacer frente a este trastorno dependerá de la circunstancia de cada paciente.

Primeramente, para su diagnóstico, éste puede hacerse de una forma visual, o bien el especialista puede recurrir a ecografías, radiografías, TAC, resonancia magnética o una biopsia para su conocimiento más en profundidad.

En casos leves se recomendará estimular la producción de saliva mediante la ingesta de alimentos que no supongan un excesivo perjuicio para la salud de nuestra boca. Con ello se pretende expulsar el cálculo salival con el mayor flujo de saliva.

Es habitual la toma de medicamentos como antiinflamatorios, analgésicos y antibióticos.

En casos extremos o en los que no se muestre mejoría por los tratamientos anteriores, será necesario recurrir a la cirugía. Aquí, con la ayuda de una sonda, se dilatará el conducto de la glándula salival para facilitar la extracción del cálculo.

En el caso de que la inflamación tenga como origen otra enfermedad, deberá tratarse esta primero.

Si estamos ante una masa tumoral, es bastante común proceder a la extracción de la glándula.

Consejos para prevenir la inflamación de las glándulas salivales

A veces, es difícil tomar medidas que eviten el surgimiento de este trastorno. Aún así os proporcionamos algunos consejos que pueden ser efectivos:

  • Mantener correctos hábitos de cepillado y limpieza bucodental.
  • Beber agua con frecuencia para evitar la sequedad de boca.
  • Favorecer la secreción de saliva con chicles sin azúcar.
  • Masticar bien y pacientemente los alimentos.
  • Reducir o eliminar el consumo de bebidas alcohólicas.
  • Dejar radicalmente de fumar.

Como podemos comprobar, la inflamación de las glándulas salivales pueden suponer desde una ligera molestia, hasta ser el reflejo de problemas de salud más graves, yendo algunos más allá de nuestra boca. Por ello, si crees que sufres algunos de los síntomas que os hemos contado, no dudes en pedir cita a tu especialista, él sabrá qué hacer.

0 comments on “¿Por qué se inflaman las glándulas salivales?

Leave Comment