Ortodoncia para adultos, ¿cuándo es necesaria?

Cuándo es necesaria la ortodoncia para adultos

Los adultos también pueden beneficiarse de las ventajas de un tratamiento de ortodoncia.

Aunque en la mayoría de ocasiones relacionemos la ortodoncia con edades cercanas a la adolescencia, estas soluciones también pueden aplicarse para solventar problemas bucodentales en adultos.

Los motivos que llevan a la colocación de una ortodoncia son variados y, realmente, no suelen diferir en demasía entre adultos y niños. Sin embargo, sí hay que tener en cuenta ciertos aspectos que marcan una diferencia en la forma de abordar el proceso según la edad del paciente.

¿Por qué llevar ortodoncia siendo adulto?

Pueden ser varios los trastornos de nuestra boca que nos hagan necesario un tratamiento de ortodoncia. Pasamos a resaltar los más destacados:

  • Dientes apiñados: la acumulación de piezas dentales en muy poco espacio es una de las principales causas que conducen a una ortodoncia. En algunos pacientes es necesario extraer algún diente para hacer el hueco necesario que permita una correcta alineación.
  • Demasiado espacio entre dientes: esto puede deberse a que la mandíbula sea más grande de lo habitual o que los dientes sean más pequeños que la media.
  • Mandíbula inferior retraída: provoca una visión de los dientes superiores sobresaliendo en exceso.
  • Desviación de la línea media: al morder, las piezas dentales superiores no se corresponden con sus inferiores. Esto puede llevar a graves problemas en la masticación de alimentos.
  • Que haya mucho espacio entre los dientes superiores y los inferiores, pudiendo incluso surgir daños en las encías.
  • Mordida cruzada en la que los dientes superiores quedan por detrás de los superiores. La mordida consecuencia de esta mala alineación puede dar lugar a desgaste de las piezas dentales.

Diferencias entre la ortodoncia para adultos y la infantil

A la hora de aplicar la ortodoncia en personas de edad adulta, hay que tener en cuenta ciertos aspectos que la hacen algo distinta a cuando esta se realiza en personas cuya dentición se está formando aún. Las más resaltables son las siguientes:

  • En adultos la corrección de la posición de los dientes suele ser algo más lenta debido a que las estructuras dentales están ya consolidadas, por lo que el movimiento de las piezas se alarga más en el tiempo. En algunos casos incluso puede llegar a ser necesaria una intervención quirúrgica. De media, la duración de un tratamiento de ortodoncia en adultos oscila entre los 2 y los 3 años.
  • Algunos adultos presentan pérdida ósea alveolar en los dientes, por lo que al aplicar un tratamiento de ortodoncia habrá que tener cuidado con no ejercer excesiva fuerza sobre la zona a tratar, de modo que evitemos así la caída dental. Si es muy grave esta pérdida, habrá que contemplar opciones alternativas a la ortodoncia.
  • Presencia de enfermedad periodontal. Hay que ser muy precavido cuando se realiza un tratamiento de ortodoncia en pacientes que sufren problemas periodontales. Incluso se dan casos en los que hay que suspender la ortodoncia hasta que se controle el daño periodontal, ya que, de lo contrario, se pueden perder dientes. Si el trastorno periodontal está controlado, la ortodoncia no supone ningún inconveniente.

Con la colocación de una ortodoncia se solucionan problemas tanto de imagen, consiguiendo una mejor sonrisa, como otros relacionados con la salud, ya que pueden solucionar trastornos de masticación, en el habla, respiración, de desgaste de piezas dentales o daños en las encías.

Una incorrecta alineación dental puede provocar sobrecargas musculares, dolores cervicales, migrañas o bruxismo. Además, la colocación adecuada de las piezas dentales favorece la higiene bucal, ya que hace más sencilla su limpieza.

Los tratamientos de ortodoncia son para todas las edades. Además, han ido evolucionando a lo largo de estos años, yendo más allá de los conocidísimos brackets metálicos.

Si buscas una ortodoncia algo más estética, existen los brackets de zafiro o de porcelana, mucho más discretos que los metálicos. También está la opción de usar ortodoncia invisible, consistente en unos alineadores de plástico que pueden quitarse y ponerse.

Como es normal, dependiendo del caso de cada paciente, el tratamiento de ortodoncia tendrá ciertas peculiaridades de las que se encargará nuestro odontólogo especializado.

0 comments on “Ortodoncia para adultos, ¿cuándo es necesaria?

Deja un comentario