Tu dentista puede ayudarte a dejar de roncar

Tu dentista te ayuda a dejar de roncar

¿Cansado de todos los inconvenientes para tu descanso y tu salud que tiene roncar? Te proporcionamos soluciones para tu descanso.

Si sueles roncar habitualmente o convives con alguien que lo hace, sabrás mejor que nadie las molestias que esto supone para conciliar el sueño y despertarnos al día siguiente plenos de energía. Pero esto no es todo, los ronquidos pueden ir acompañados de problemas de salud más graves de lo que parecen. Por fortuna, existen formas de mitigar este incómodo problema nocturno y sus consecuencias.

¿Por qué roncamos?

Los ronquidos provienen de una vibración del paladar y la campanilla (úvula) el estrecharse las vías respiratorias, como motivo de una relajación de las mismas al dormir. En algunos casos pueden cerrarse por completo, dando lugar a la apnea del sueño y consecuencias de la misma, sobre todo de tipo cardiovascular, como el infarto.

Este estrechamiento de las vías puede deberse a diversas causas. Una de ellas es el exceso de relajación de la musculatura responsable, que puede tener su origen en el consumo excesivo de alcohol, drogas o algunos medicamentos.

La congestión nasal también puede derivar el ronquidos, por lo que las personas acatarradas o con alergia primaveral son propensos al ronquido.

Los ronquidos también puede aparecer por problemas estructurales de la propia boca. Si los músculos de la garganta tiene un tamaño mayor de lo normal, como en las personas obesas, aquellas que sufren de vegetaciones, amígdalas inflamadas o tienen algún tumor en la zona, es normal que aparezca el ronquido.

Tener un paladar más grande de lo normal hace que se estreche la vía que comunica nariz y garganta. Una úvula de gran tamaño también contribuirá a que se ronque.

¿Qué puede hacer tu dentista para que dejes de roncar?

Tomar ciertos hábitos, como una dieta saludable que nos haga mantenernos en nuestro peso ideal, evitar el tabaco y el alcohol y no dormir boca arriba son algunos de los sencillos consejos más comunes para mitigar los ronquidos. Sin embargo, a veces esto no es suficiente y es necesario tomar otra clase de medidas.

Una de estas soluciones consiste en el uso mientras dormimos de una férula bucal que adelanta de una forma controlada la mandíbula, facilitándose así el paso del aire por la boca y evitando las vibraciones que causan los ronquidos.

Pero este no es el único remedio, en algunas situaciones se recomienda la cirugía para eliminar los ronquidos. Entre estas intervenciones está la uvulopalatofaringoplastia, que elimina el exceso de tejido de las vías respiratorias; el avance maxilomandibular, que adelanta la mandíbula superior e inferior y la ablación del tejido del paladar por radiofrecuencia.

En casos de apnea grave existen máscaras que envían aire a la boca y nariz gracias a una pequeña bomba de aire comprimido.

Roncar crónicamente supone grandes molestias para la persona que ronca y para aquellos que duermen cerca de ella. Las personas que roncan se despiertan constantemente, dificultando en gran medida el descanso durante la noche, impidiendo hacer una vida normal.

Con la ayuda de profesionales, entre los que se encuentra tu dentista, los ronquidos pasarán a ser un desagradable recuerdo para que puedas disfrutar de tus noches, descansar y recargar pilas para que cada mañana te quieras comer el mundo. ¡No esperes más!

0 comments on “Tu dentista puede ayudarte a dejar de roncar

Leave Comment