En qué casos usar los diferentes tipos de enjuague bucal

Tipos de enjuague bucal

Os aconsejamos sobre qué tipos de enjuague bucal usar según tus necesidades bucodentales.

Los enjuagues bucales, también conocidos como colutorios, forman parte de unos apropiados hábitos de higiene oral, junto con el cepillado y la limpieza con hilo dental. En las estanterías de supermercados y farmacias podemos encontrar una amplia variedad de estos líquidos, pero… ¿sabemos las diferencias entre cada uno de ellos y en qué casos se recomiendan? Le damos algo de más luz a esta pregunta a continuación.

¿Cómo actúan los enjuagues bucales?

En primer lugar, vamos a referirnos brevemente a las propiedades de los enjuagues bucales, su composición y qué acciones llevan a cabo en nuestra boca.

Los enjuagues bucales más utilizados por el público en general suelen tener como compuestos activos sustancias que ayudan a limpiar la boca y a dificultar el desarrollo de la placa bacteriana. En estos casos, predominan los enjuagues que presentan alcohol, flúor y/o clorhexidina entre las sustancias que los componen.

El flúor tiene un importante valor puesto que actúa a la vez como remineralizante del esmalte, así como incrementa su resistencia y tiene efecto antibacteriano.

El alcohol nos ofrece su habitual efecto desinfectante, mientras que la clorhexidina está aconsejada para acabar con las bacterias que originan la periodontitis.

Tampoco podemos dejar de mencionar los enjuagues bucales que únicamente tienen como objetivo acabar con el mal aliento y aportar una sensación de frescura en la boca de quien lo consume.

Podemos resumir las acciones de un enjuague bucal en:

  • Remineralización del esmalte dental gracias a la acción de los compuestos que contienen flúor.
  • Previene la aparición de la enfermedad periodontal, siendo de utilidad para esto la clorhexidina, el triclosán o la hexetidina, entre otros.
  • Favorece la desaparición de la sensibilidad dental, especialmente aquellos con cloruro de estroncio, lactato de aluminio o nitrato potásico.
  • Combate la halitosis, sobre todo los que contienen triclosán, clorhexidina o bicarbonato sódico.
Qué colutorio usar

¿Qué tipos de enjuagues bucales existen?

Una vez vistos los efectos de los diferentes enjuagues bucales, así como sus principales componentes y sus mecanismos de acción, vamos a hacer una clasificación de los mismos y ver para qué casos son más recomendables unos u otros:

Enjuagues bucales estéticos

Aquí podemos englobar aquellos que solamente pretenden eliminar el mal aliento o sabor de boca, pero que no atacan a la causa directa que lo provocan, como son las bacterias. Por lo que no van a mitigar la enfermedad periodontal, caries, hipersensibilidad o cualquier otro trastorno asociado.

Enjuagues bucales terapéuticos

Estos, al contrario que los estéticos, sí se enfrentan a la causa raíz del problema. En este grupo encuadramos a aquellos fluorados, con sus beneficios anticaries y antisépticos; los que tienen alcohol como los que no, recomendados estos últimos para personas con encías sensibles; aquellos con clorhexidina y su efecto antiséptico de amplio espectro, por mencionar los más destacados.

La oferta de colutorios es amplia y se adapta a la situación de cada persona, existiendo enjuagues especializados en encías inflamadas o sangrantes, para personas que sufran sequedad de boca (xerostomía), para el mal aliento, con efecto blanqueante o para aquellos que llevan ortodoncia, entre otros.

Con este artículo esperamos haberos aclarado un poco más las ideas para cuando os enfrentéis a la decisión de escoger un enjuague bucal que esté hecho a la medida de tus necesidades, y más concretamente, de las de tu boca, dientes y lengua. Un complemento indispensable para disfrutar y presumir de una sonrisa resplandeciente. ¿Sigues con dudas? Contacta con nosotros, te esperamos con los brazos abiertos.

0 comments on “En qué casos usar los diferentes tipos de enjuague bucal

Leave Comment